Cuando se empieza a perder el cabello a causa de algún tipo de alopecia, se debe acudir a centros especializados en tratamientos capilares. Tanto si se es hombre o mujer, acudir donde expertos cuando se presenta este problema es la mejor solución.
Tratamientos capilares existen muchos en el mercado, no todos los casos son iguales y mientras un tipo de alopecia puede ser controlado con determinado tratamiento, otros tipos no y el cabello continuará cayendo.
La finalidad de los tratamientos capilares es la de preparar el cuero cabelludo, proteger y estimular los folículos piloso con el fin de regenerar el cabello y frenar el desarrollo de la alopecia. Algunos tratamientos capilares también actúan sobre otros problemas como la capa y el exceso de grasa

Tipos de tratamientos capilares

Tratamiento Salicílico

Se trata de un tratamiento dirigido a las personas que padecen exceso de caspa. Con este tratamiento se puede notar hasta un 90% de reducción en el nivel de caspa.

Tratamiento capilar postparto

Durante el embarazo los cambios hormonales alteran el ciclo de crecimiento del cabello, al normalizarse el organismo luego del parto muchas mujeres notan un aumento en la caída del cabello. El tratamiento capilar postparto controla la caida del cabello y nutre el cuero cabelludo, pues algunas carencias en el cuerpo de la madre pueden provocar alopecia.
Este tratamiento debe de ser compatible con la lactancia materna. Con este tratamiento se frena la caída del cabello, se le nutre y se le da mucha más fuerza y vitalidad.

Estimulación capilar

Son tratamientos recomendados para prevenir y ralentizar el proceso degenerativo de los folículos. Suele combinarse con otros tratamientos para mantener los resultados obtenidos.
Se aplican nutrientes específicos para que el folículo cuente con las sustancias necesarias para su desarrollo.
Se emplean dos sustancias:
Auxina tricógena: Es un producto desarrollador por lo bioquímica, es un complejo polivalente que frena la caida del cabello al fortalecer el bulbo capilar.
Biokera: Se aplica en la cutícula capilar, acondiciona y previene la acción de la estática sobre el cabello.
Fármacos contra la caída del cabello
Se trata de tratamientos con medicamentos como Minoxidil y Finasterida, fármacos aprobados para detener la caída de cabello.
El minoxidil es una sustancia tópica que se aplica sobre las zonas afectadas, su mecanismo de acción aún no ha sido descubierto, se cree que su capacidad para detener la alopecia se debe a su efecto vasodilatador. Fue el primer fármaco es aprobado por la FDA en 1979.
Este tratamiento debe ser constante, pues al detenerse su uso la alopecia regresa.
El finasteride era empleado para tratar problemas en la próstata, posteriormente se descubrió que al detener la producción de hormonas masculinas, este medicamento evitaba la caida del cabello por alopecia androgénica. El finasteride actúa bloqueando la enzima 5-alfa-reluctasa, responsable del adelgazamiento de los folículos pilosos.
Este medicamento se consume vía oral y debe ser tomado de por vida para controlar la alopecia.
Su uso como medicamento para la alopecia fue aprobado en 1997 por la FDA.

Tratamiento Q10

Se trata de un tratamiento contra el envejecimiento prematuro de las células del cuero cabelludo. La coenzima Q10 se encuentra en todas las células y al envejecer la capacidad para obtener la encima disminuye, lo que provoca el envejecimiento de las células afectado el crecimiento y la vitalidad del cabello.
Este tratamiento se realiza aplicando suero rico en la coenzima Q10 sobre el cuero cabelludo, este aportara energía a las células y favorecerá el crecimiento del cabello en el folículo.
La enzima Q10 tiene efectos antioxidantes similares a las vitamina E y K pues inhibe la acción de los radicales libres responsables de la destrucción celular.

Terapia Láser de Baja Intensidad

Se trata de una técnica aplicada desde los años 60 para tratar diversas afecciones en el cuero cabelludo. Incrementa la densidad y grosor del cabello.
Es una terapia no invasiva válida tanto para hombres como para mujeres en la que la zona capilar es tratada de forma simultánea. Este tratamiento provoca la vasodilatación capilar influyendo en la fase de crecimiento del cabello o fase anágena, lo que incrementa el número de cabellos sanos así como su grosor y vitalidad.

Terapia Láser Anticaída con Nanosomas

La nanosomas son nanovesículas que atraviesan la piel y penetran a zonas que no pueden ser alcanzadas con otros tratamientos, liberan entonces principios activos naturales dentro del cuero cabelludo para frenar la caida del cabello.
Las ampollas con nanosomas son administradas en conjunto con el tratamiento laser para mejorar sus efectos. Es un tratamiento que puede ser recibido por hombres y mujeres en estadios iniciales de alopecia.

Acondicionadores

No solo es necesario tratar la alopecia, sino mantener la salud del cuero cabelludo y de nuestro cabello para que este pueda mantenerse sano hasta el momento de su caída. Para ello es necesario emplear acondicionadores, sustancias que se aplican luego del lavado para incrementar el brillo, la suavidad, reducir el efecto de la estática, eliminar nudos y nutrir el cabello.
Existen numerosos tipos como:

Acondicionadores fortificantes sin enjuagar

Son aquellos que se aplican sobre el cabello y se dejan actuar durante todo el día formando una capa que protege el cabello. Contienen filtros solares, queratina, extractos de hierbas o ceras y vitaminas para mantener el cabello resistente, sano y con brillo.

Acondicionadores revitalizantes

Son aquellos que deben aplicarse cada tres días para restituir la elasticidad dl cabello. Es recomendado cuando el cabello es sometido a tintes o es alisado constantemente con el uso de calor.

Ampolletas

Son ricas en aceites y proteínas que acondicionan y devuelven la salud al cabello. Deben ser utilizadas cada 15 días.

Cremas

Se trata de productos que hidratan y humectan intensivamente al cabello dañado, delgado, reseco o teñido. Contienen proteínas y vitaminas.

Lociones capilares

Conocidas como tónicos, se emplean para tratar la alopecia y la pediculosis.

Mascarillas

Cuentan con propiedades humectantes y reparadoras muy superiores a las de los acondicionadores, por lo que su uso deja el cabello mucho más suave y sano. Se aplican luego de lavarlo y se dejan actuar por el tiempo indicado en el empaque. Se debe repetir su uso cada 30 o 15 días.