La técnica FUE es un procedimiento de trasplante capilar, FUE significa Follicular Extraction Unit y es uno de los tratamientos más avanzados que existen para tratar la calvicie y la alopecia en hombres y mujeres.

¿En qué consiste la técnica FUE?

Se trata de una técnica de microinjerto capilar basado en la redistribución sistemática de los folículos pilosos injertándolos en el cuero cabelludo en unidades foliculares en grupos de 1,2,3,ç y hasta 4 folículos pilosos tal como están organizados de forma natural.
Puede decirse de esta técnica que es un procedimiento de trasplante folículo a folículo.
Los injertos son obtenidos luego de limpiar muy bien el cuero cabelludo y anestesiar de forma local la zona posterior o lateral del cuero cabelludo. Los pinchazos de la anestesia son casi imperceptibles pues suele aplicarse la técnica de la anestesia vibratoria.
Los injertos son preparados bajo un microscopio y luego introducidos mediante microincisiones en zonas que presentan clavas, alopecia o escaso pelo.
Los folículos son extraídos junto a las estructuras perifoliculares como vasos capilares, glándula sebácea, músculo erector pili, entre otros, por lo que el cabello que crecerá será completamente natural y tendrá las mismas reacciones al frío, recibirá grasa y el folículo mantendrá un saludable suministro de sangre.
Para aplicar esta técnica se solicita un rasurado casi total de la cabeza, de esa forma se pueden extraer las unidades foliculares. Si un paciente no desea rasurarse se pueden realizar cortes de pelo estratégicos para disimular las zonas de extracción.
Esta técnica permite la extracción de unidades foliculares de zonas donantes con minibisturíes muy finos con el fin de seleccionar aquellas unidades foliculares con mas cabello. También permite controlar el ángulo y la dirección del crecimiento del cabello así como la profundidad de la incisión para la inserción, de esta forma se evita que el nuevo cabello no respete la caída natural del pelo.

¿Existe alguna posibilidad que el pelo vuelva a caer?

En el caso de la alopecia androgénica no, esta tiende a afectar aquellos folículos predispuestos genéticamente a ser reducidos por los andrógenos, los folículos tomados de las zonas donantes no presentan esta predisposición, por lo que el cabello no caerá.
Es decir, estos folículos tienen la programación genética de crecer toda la vida y no se verá afectados por hiperactividad enzimática u hormonal, por lo que el cabello caerá naturalmente y volverá a crecer sin problema alguno.

Fases de la técnica FUE

La técnica FUE se realiza en dos fases:
Fase 1: Fase de extracción
Requiere de grandes habilidades y experiencia así como una mano firme y precisa. Se emplean microbisturís cilíndricos de 0.8 a 0.9mm de diámetro.
Fases 2 y 3: Fases de preparación e implantación
Se limpia cuidadosamente la zona a implantar y se realizan micro cortes o agujeros donde se insertan los folículos o grupos foliculares.

¿Por qué de sebe rasurar la cabeza para la técnica FUE?

El largo de pelo ideal solo se obtiene mediante el rasurado de la cabeza, en el caso de los hombres esto puede que no sea un problema si tienen el cabello corto.
Ahora, si el paciente tiene el cabello largo pueden ocultar las zonas rasuradas con cortinillas de pelo, esta estrategia aplica también para las mujeres y para aquellas personas que no desean convertirse en el centro del chisme al demostrar que se han realizado un trasplante capilar.
Usar cortinillas es válido si en el trabajo no se permiten cambios tan radicales en la apariencia.
Para enfrentar el rasurado se puede escoger:
Rasurado total: Es el elegido por los especialistas.
Rasurado parcial: Solo se rasura la zona donante dejando la zona anterior y superior con un aspecto similar, con el paso de los días se puede igualar el corte de forma que el cambio de imagen no resulte muy radical.
Cortinillas: Solo se rasuran fragmentos del área donante de manera que el cabello largo caiga por encima de las zonas y lo disimule completamente. Es ideal para mujeres.

¿Quiénes son buenos candidatos para tratar la calvicie con un trasplante capilar con la técnica FUE?

Una persona puede ser considerada para esta técnica si:

  • La zona donante presenta baja densidad.
  • Quiere llevar el cabello corto y no deseas que se note una cicatriz como con la técnica de la tira.
  • Se de desean disimular o ocultar cicatrices de otros implantes.
  • Sufre de alopecia cicatricial (total) de muy escasa extensión.
  • Sufre de pérdidas de pelo en zonas limitas y controladas.
  • Solo pueden someterse a este tratamiento personas con el cabello liso y de color oscuro.

De no cumplir estos parámetros se puede optar por la técnica de la tira, una técnica un tanto más antigua pero, igual de efectiva.

Ventajas del trasplante capilar mediante técnica FUE

Los resultados con la técnica FUE son similares a los de la técnica de la tira o técnica FUSS. Sin embargo, la ventaja principal de FUE es que no deja cicatrices en el cuero cabelludo pues no se extraen tiras sino folículos, permitiendo que la zona donante mantenga la densidad de cabello.
Esta técnica también presenta una recuperación mucho más rápida y menos dolorosa. Un paciente puede llegar a realizar ejercicios una semana después de la intervención.
Es un procedimiento menos invasivo que la técnica FUSS, no se corta nada más que lo necesario para injertar los folículos.
Las microcicatrices en la zona donante serán completamente indetectables a la semana.
No es necesario retirar suturas de la zona donante.

¿Qué tomar en cuenta al realizar este procedimiento?

Se trata de un procedimiento muy laborioso que requiere de elevada precisión, lo más recomendable es que sea realizado pro clínicas capilares de amplia trayectoria y con personal especialmente calificado debido a la experiencia y exactitud requeridas.
En algunas clínicas se estila el empleo de robots para la extracción de los folículos. Estos equipos son mucho más precisos que las manos humanas, por lo que la garantía de un buen servicio está asegurada.
Aun así, el robot requiere de la intervención humana, por lo que importa la trayectoria del cirujano que esté tras el robot.