Conocido también como microtrasplante folicular se trata de transplantar el cabello en zonas donde los folículos no se ven afectados (nuca y lados de la cabeza) por la genética y las hormonas, hacia zonas que han sido afectadas y presentan alopecia.

¿En qué consisten los microinjertos capilares?

Se trata de una microcirugía efectuada por un especialista, básicamente se toman folículos capilares mediante diferentes técnicas para luego dividir en pequeñas secciones o unidades foliculares en las que se pueden encontrar entre 1 y 3 cabellos. Estas unidades contienen lo necesario para la sobrevivencia del cabello como papila dérmica, folículo, glándulas y grasa subcutánea.
Estas unidades son insertadas con pinzas para microcirugía en la zona afectada por la alopecia, la cual ha sido anestesiada previamente.
El cabello es insertado es los patrones estéticos adecuados a la línea de crecimiento de tu cabello para una adecuada evolución futura del cabello. Esto se logra insertando injertos de 1 y 2 cabellos para luego añadir unidades con mayor densidad, esto logra un resultado mucho más natural.

Técnicas de microinjertos capilares

Existen numerosas técnicas y cada una cuenta con ventajas y desventajas específicas. También cada técnica está indicada para determinado paciente y contraindicado para otros.

Técnica FUSS, Microinjerto capilar clásico o técnica de la tira

Es una técnica que consiste en la extracción de una tira de 1 cm de grosor y unos 15 cm de largo de la región occipital o de la nuca del paciente, la herida se sutura y se extraen las unidades foliculares de la tira de piel extraída.
Cada unidad extraída puede llegar a tener hasta 4 cabellos, estos son seleccionados bajo un microscopio y tratados para mantenerlos con vida mientras se preparar la zona a implantar.
Esta técnica tiene un postoperatorio y una recuperación larga, se requiere del paciente especial cuidado con la sutura y la zona injertada así como el reposo, se deben evitar el ejercicio físico y las actividades que requieran esfuerzos por lo menos durante un mes.
Esta técnica está recomendada para pacientes con una alopecia muy marcada que deseen cubrir la mayor zona posible con cabello.

Técnica FUE o implantes folículo a folículo

Se extraen unidades foliculares directamente de una zona específica de la cabeza del paciente. Estas unidades son extraídas una a una y almacenadas para su preparación. Luego de la extracción el paciente puede descansar mientras los implantes son preparados.
Posteriormente se anestesia el área que recibirá las unidades y se realizan los implantes.
Para llevar a cabo esta técnica se requiere rapar la cabeza o las zonas de donde se extraerán lso folículos.
Es una técnica cuya recuperación es relativamente rápida, una semana a lo sumo.
Permite seleccionar la dirección de crecimiento del cabello.
Solo está recomendada para niveles medios y bajos de alopecia y para el cabello oscuro y liso.

Ventajas del microinjerto capilar

Este procedimiento cuenta con una serie de ventajas muy atractivas para los pacientes que desean superar la alopecia.
El paciente es el propio donante
Esto significa que no existe posibilidad de rechazo del cabello implantado. El cabello tendrá el mismo aspecto que el del paciente y el resultado es completamente natural.
Sin tratamientos posteriores
En algunos casos específicos se requieren de otros procedimientos de implantes para controlar zonas que continúan presentando alopecia, sin embargo, una vez terminado el tratamiento completo, el resultado es muy natural y la pérdida de cabello se reduce notablemente.
No es necesaria hospitalización
Se trata de una cirugía menor que solo requiere de anestesia local, el paciente se marcha a su hogar nada más finalizarse la cirugía.
Se recomienda que el paciente regrese a su hogar acompañado por alguien de confianza o sea llevado en taxi.
En algunos casos se debe sedar ligeramente al paciente si este muestra síntomas de ansiedad.
Es para toda la vida
Una vez se implantan los folículos estos se adaptan a la zona y se adhieren a ella, empiezan a generar cabello siguiendo so ciclos de crecimiento del cabello y, aunque luego de unas semanas se puede caer el pelo injertado este crecerá naturalmente durante los meses siguientes.
Los implantes son permanentes y al ser folículos no programados genéticamente para ser afectados por los andrógenos, no se estrecharán y el cabello no se caerá.

¿Cómo es el Postoperatorio de una cirugía de microinjertos capilares?

Al terminar la microcirugía el cuerpo reconoce el microinjerto como propio, pues se trata de los folículos pilosos propios.
Las cicatrices de los procedimientos son poco visibles y solo se forman pequeñas costras similares al afeitado en el caso de la técnica FUE.
El cuerpo reconoce las unidades foliculares y produce la circulación vascular necesaria ara mantenerlo con vida.
Durante los primeros días es necesario utilizar champú antiséptico especial y evitar realizar ejercicios físicos o exponerse al sol.
En caso de la técnica FUSS se requiere esperar una semana antes de retirar los puntos de la zona donante.
Es común la perdida de la sensibilidad en la zona cicatricial tras la cirugía, esta retorna a las 4 semanas.
¿Cómo son los resultados?
El resultado es un cabello fuerte y sano, similar al de la zona donante, los folículos requieren de un tiempo de adaptación de entre 3 y 5 meses para inicia el crecimiento de nuevo cabello, el cual crecerá a un ratio de 1 cm por mes por lo que a los 12 meses el cabello injertado tendrá la consistencia y el grosor finales.

¿Quién puede realizarse microinjertos capilares?

Esta cirugía es cada vez más común y muchas personas pueden acceder a ella:
Hombres y mujeres con alopecia androgenética: Es la alopecia producida por la acción de los andrógenos sobre los folículos pilosos sensibles genéticamente a la acción de esta hormona.
Mujeres y hombres que quieren reforzar o cambiar la primera línea de cabello: Es el caso de personas cuya línea del cabello se encuentran muy atrás o han presentado otro tipo de alopecia.
Personas que padecen alopecias cicatriciales: Esta alopecia es definitiva pues destruye el folículo piloso.
Personas alopecia tras una intervención quirúrgica: Bastante común luego de procesos de lifting.
Personas que desean engrosar las cejas y barba.
También es un procedimiento recomendado para personas que han perdido cabello por tratamientos médicos y accidentes.